lunes, 24 de diciembre de 2018

Cierre de la posición larga en SP500

Bueno, pues como dice el refrán, "a cada cerdo le llega su San Martín", y a la operación larga que abrimos en el SP en Julio del 2016, le ha llegado su hora.

En el post Entrada larga en SP500, detallaba aquí en el blog, hace ya mas de un par de años a qué precio y por qué abría una posición larga en el SP-500.

En concreto esta fuente la entrada



El precio rompía al alza un canal rojo correctivo y eso fue suficiente para disparar mi señal compradora que se materializó en una compra en 2.136.

Como ya dije, puse el stop inicial en 1.849. Si ya lo sé, lejos, muy lejos para la mayoría, en concreto estaba a: 

(2.136 - 1.849)/2.136  = 14,6% de distancia

Tal y como dije entonces, una vez abierta la posición, ya solo había que esperar, y eso es lo que hice durante estos dos años y pico: esperar y no hacer nada.


Pero todo llega, y la señal de venta llegó.

De igual manera que usamos la ruptura de un canal como señal de entrada, también usamos la ruptura de otro canal como señal de salida. Lo vemos en el siguiente gráfico.

(Recuerdo que yo pinto los canales al revés que todo el mundo: en los canales alcistas dibujo primero la línea superior y luego la paralela inferior y viceversa en los canales bajistas. Manías que tengo)




Tras realizar nuestra entrada, y a lo largo de los años, se montó un canal alcista, dibujado en azul, que ha sido nuestra guía todo este tiempo...hasta que se ha roto dándonos señal de salida.

No sé si esto es una simple corrección o el comienzo del mayor mercado bajista de todos los tiempos. 
Solo sé que el precio ha roto el canal alcista así que hay que cerrar la posición.

¿Qué lo mismo se día la vuelta? Es posible.
¿Qué habría ganado mas dinero si hubiera cerrado antes cuando estaba a 2.900? Claro que sí, pero no soy adivino, así que no podía saber lo que iba a pasar. 

En fin, que he cerrado la posición a 2.599 con lo que la ganancia de la operación ha sido de:

2.599 - 2.136 = 463$ por título

Lo que significa una rentabilidad del 21,7% en 2 años y 5 meses y una rentabilidad media del 8,5% anual durante este tiempo.

En el periodo de benchmark equivalente que comprende tres años desde Enero 2016 a Diciembre 2018, he batido al SP-500 cuya rentabilidad ha sido de un 7,6% frente a mi 8,5%.

No está mal para operar solo mirando rayas que encima están pintadas al revés de cómo las pinta todo el mundo.