jueves, 1 de septiembre de 2022

Señal de salida del SP500

Tenía que pasar algún día y ha pasado hoy.


Tal y como cuento en mi libro, Inversión Semipasiva, mi indicador Superthon ha dado señal de salida del SP500 y toca cerrar la posición en el fondo indexado a dicho índice y traspasar el dinero a un monetario o a bonos.



El indicador proporcionó la última señal de entrada al cerrar Diciembre del 2016 y la señal de salida se ha producido al cerrarse el mes de Agosto 2022, así que hemos estado invertidos 5 años y 8 meses.

La rentabilidad obtenida va a depender de si eres un inversor en Dólares o en Euros.

En la tabla siguiente puedes ver la rentabilidad anual que ha obtenido un inversor que haya usado el fondo de acumulación Vanguard500 en Dólares y otro que haya usado el Vanguard500 en Euros





Yo usé el fondo en Euros, así que he obtenido ese 13,5% anual de rentabilidad durante estos últimos cinco años.

Enhorabuena a los que abrieran posiciones y hayan disfrutado de esta rentabilidad.




martes, 30 de noviembre de 2021

Abro posición larga discrecional en el SP500



En mi pasado POST, contaba como cerraba la posición que tenía en el SP500 porque el precio había roto mi canal de impulso, pero apuntaba que veía otro canal de más largo plazo al que llamaba Canal de Tendencia que dibujaba en la siguiente gráfica.




El pasado viernes aproveché que el precio se aproximó a la base del canal para abrir una nueva posición larga arriesgando solo una parte de las ganancias obtenidas en el Trade anterior.

En concreto la operación es esta




Me habéis preguntado mucho que cómo gestiono los stops, así que este es un buen ejemplo para contarlo.

Vemos que, tras la entrada, el precio ha reaccionado bien y ha rebotado al alza, así que hoy toca subir el stop a esta nueva posición




Podría subirlo ya, pero no lo voy a hacer hasta que abra el mercado, porque estoy usando CFDs en la plataforma de XTB y mirad lo que pasa 






Aunque el mercado está cerrado, hay ya una vela (roja en este caso) que se mueve mucho.

Paso de que me barran el stop antes de la apertura, así que esperaré a que den las 15:30 y el precio del CFD tenga que reflejar realmente la cotización del SP500. En cuanto abra, subiré el stop.



ACTUALIZACION del 2 de DICIEMBRE

La fiesta duró poco.
Tal y como dije, subí el stop y ese mismo día el precio se dio la vuelta y lo rompió, con lo que la operación se cerró.




Pues nada. A otra cosa mariposa y a esperar a que nuestro querido SP rompa el canal rojo bajista al alza, antes de pensar en abrir nuevas posiciones.


martes, 23 de noviembre de 2021

Cierro la posición larga que abrí el 18 de Octubre

El pasado 18 de Octubre publiqué este POST, en el que detallaba la posición larga que había abierto en el SP500.

En la gráfica siguiente podemos ver cómo, tras romper el canal rojo bajista, el precio estableció un canal alcista (en color azul discontinuo) que es el que he usado para gestionar el trade.





Hoy, el precio ha roto dicho canal y ha perdido mi trailing stop, por lo que se ha cerrado la operación.

Entrada en 4473 y salida en 4672.  Un 4,5% en un mes. No está mal.


Normalmente, no cerraría esta posición tan pronto porque, en lugar de usar ese canal, que considero que es el Canal de Impulso, usaría este otro canal, 




al que considero el Canal de Tendencia y, me mantendría dentro del trade mientras que el precio siguiera respetándolo.

Para mí, usar un canal u otro es la diferencia entre hacer un swing o seguir una tendencia.

Esta vez, he hecho un swing porque estoy usando una cuenta pequeña que tengo para jugar en la que lo que quiero es componer operaciones rápidas apalancadas para ver cuánto puedo hacerla crecer así (de momento estoy doblándola), en lugar de dejar correr operaciones mas largas y aguantar sus drawdowns. 

Cada uno se entretiene jugando a lo que quiere y a mí el Fortnite no me gusta.




domingo, 21 de noviembre de 2021

Por qué no me gusta mirar a qué se dedica una empresa cuando la compro

Esto que voy a contar sonará a blasfemia para los Value y, quizá para la mayoría de inversores, pero a mí me gusta comprar acciones sin saber a qué se dedica la empresa en cuestión.


Yo soy un tira rayas, un especulador que, después de muchos años de darle a esto y de probar casi todo lo que hay, he ido quitando cada vez mas cosas y, al final, he llegado a la conclusión de que lo único que importa es que la raya suba.

El por qué lo hace se lo dejo a los demás que seguro tienen mil y una explicaciones y análisis.

La navaja de Ockham, simplificar, la belleza de lo minimalista: la raya sube, yo gano pasta, la raya no sube yo no gano pasta. Todo lo demás me sobra. Si quiero leer ciencia ficción, le echo un ojo al Expansión y si me quiero entretener un rato y reírme, me paso por twitter.

En fin, que canda uno tiene sus métodos y yo estoy contento con los míos. Paso de pontificar para que la gente se me enfade. Cada uno tiene derecho a perder su dinero como quiera. Faltaría más.


Total, que un día estaba yo mirando a ver en que nuevas acciones podía comprar cuando apareció ante mí esta oportunidad



Vaya, qué buena pinta. Una subida al máximo histórico seguida de una consolidación, muy ordenadita y poco profunda, acercándose a la legendaria y muy alcista Media de 30 semanas. Vaya chollo.

Me estaba llamando a gritos con un cartelito de "aquí lo mismo se regala dinero", así que la metí en mi lista de candidatas y pasé al gráfico diario, para afinar el momento de la entrada.



Y entonces fue cuando utilicé mi arma más temible, el fruto de años de estudio, mi recurso mejor guardado, mi más innovadora y ultra secreta técnica de Trading: 

Dibujé una línea de tendencia. 


Por favor, esto no lo divulguéis, no vaya a ser que empiece a usarlo todo el mundo y deje de funcionar.

Ya sé que revelando esto, seguramente jamás me llamen para dar charlas en la Value School o en el Spring Quant Summit 2022, pero es lo que uso. Y funciona. Por eso lo uso.


Total que, una vez que el precio rompió al alza esa línea de tendencia, el 11 de Octubre, realicé la operación que muestro en el gráfico y abrí una posición a 405,98 con un stop inicial en 378.

Sí, aunque el precio rompió la línea unos días antes, tardé en hacer la entrada. No hay ningún motivo técnico. Lo que pasa es que suelo revisar las cosas los fines de semana porque entre semana no tengo mucho tiempo. Así que me di cuenta de que había roto un sábado y abrí la operación al lunes siguiente. Trading real en el mundo real de tío que trabaja, viaja, tiene niños y esas cosas.


Y hasta aquí todo normal, solo era una posición más de las muchas que abro.

El problema vino después cuando revisando un día las posiciones abiertas, me di cuenta de que esta posición era....Coca Cola.

Vamos no me jodas. 

Yo, que lo que busco son acciones que crezcan mucho y rápido, me había comprado una Blue Chip de esas, como un lector de cartas de Buffet cualquiera, como un dividendero pachón en busca de su Independencia Financiera, como uno de esos que compra cosas en el IBEX y hace un DCA en una Cartera Permanente.

¿Cómo podía haberme pasado esto a mí? ¿Qué iban a decir mis amistades?

Claro, por no mirar nunca lo que compro y solo hacerle caso a las rayas. Si es que como siga así cualquier día termino comprándome unas cryptos. 


Total que entonces hice lo peor que puede hacer un especulador, pensar.

Y, ¿qué pensé? 

Pues pensé que Coca Cola es ya una empresa muy grande, con un modelo de negocio nada innovador, muy lejos de ser una tecnológica de rápido crecimiento y que iba a ser una inversión muy lenta y poco rentable. 

Así que, decidí salirme en cuanto pudiera para no dejar mi dinero ahí enterrado durante mucho tiempo, para poder usarlo en otras operaciones con más potencial de rentabilidad.


Esperé y, unos días después, en cuanto pude, el 3 de Noviembre, me salí al mismo precio que había entrado



Uf menos mal, vaya error que había cometido. Menos mal que pude salirme a tiempo.

O eso creía.


Días después me di cuenta de que el error no había sido el entrar solo mirando las rayas, sino el mirar que empresa era y el tomar decisiones segadas desatendiendo lo que me decían las rayas.


Y aquí tenemos a Coca Cola ahora mismo. La Blue Chip que vendí porque creí que no podía crecer rápido porque, aunque las rayas pintaran bien, era CocaCola.






Lección aprendida.

Menos pensar y mas hacerle caso al gráfico.



lunes, 18 de octubre de 2021

Abro posición larga en el SP-500

Pues eso, que he abierto una posición larga en el SP-500.

Esta es una posición individual de Trading discrecional de las muchas que abro. No confundir con mi sistema de Inversión Semipasiva (que explico en mi libro), que son cosas distintas.


No lo hago por la macroeconomía mundial, la crísis energética, el desplome de Evergrande, las valoraciones, la inflación, etc.

Solo lo hago porque he pintarrajeado unas líneas de esas en un gráfico y me ha parecido buena idea.

En concreto, este es el gráfico




Después de pasarse un tiempo subiendo (dentro del canal verde alcista y por encima de su media), el SP ha corregido (canal rojo bajista y bajo su media) y, recientemente ha roto ese canal bajista al alza, haciendo además una serie de mínimos y máximos alcistas.




Total que he entrado al romper el canal rojo en 4473 y he puesto un stop en 4316.

A ver si hay suerte...


viernes, 13 de agosto de 2021

No comprarás acciones que estén bajando


No me gusta comprar acciones que bajan. No les veo la gracia.

No sé, llámame raro.


Fíjate que, cuando les preguntan cuál es el secreto para invertir bien, todos los grandes especuladores de la historia te sueltan el dicho ese de "La tendencia es tu amiga", pero nada, ni caso. A la gente le gusta comprar acciones que están bajando porque...están baratas. Lo que quiera que signifique eso de que una acción está barata.

Efectivamente, están mas baratas que ayer, pero lo mismo es por algo y, lo más seguro, es que sigan bajando y pasado mañana estén todavía más baratas.






Pero en este post no voy a discutir si tiene o no sentido comprar una acción que baja porque está barata, infravalorada o cómo queráis llamarlo, si es una deep value o si tiene un potencial de revalorización brutal. No voy a discutir el motivo por el que a alguien le da por comprar una acción concreta, lo que sí voy a discutir es por qué creo que no tiene sentido comprarla CUÁNDO está bajando. 


Yo creía que esto que voy a contar era de cajón de pino filipino y que lo sabe todo el mundo pero últimamente he visto en twitter que no, que hay un montón de personas comprando cosas que bajan y hablando de ello como si estuvieran haciendo el gran negocio de su vida, así que voy a escribir el post para que puedan trolearme por lo equivocado que estoy.



1) En fin, que lo que le gusta a muchos es comprar aquí:




Y la gente compra ahí porque creen que la acción es un chollazo total, que está baratísima, que el mercado está equivocado y no está valorando adecuadamente lo buena que es la empresa y el futuro tan brillante que tiene. Todos son tontos y no lo ven, menos ellos y su grupito de amigos del fintwit. Hay que aprovechar la ocasión y meterse a saco.



2) Total, que compran porque creen que, tras comprarlas, va a pasar esto:


Hay que comprar ya, antes de que esto despegue como un cohete, porque sin duda, lo va a hacer, probablemente mañana mismo. Es increíble que nadie, se haya dado cuenta todavía de que esta acción es la mayor oportunidad que hay en toda la bolsa. No hay tiempo que perder porque seguro que se dan cuenta en seguida, se ponen a comprar y esto se dispara y me deja a mi fuera.
Compra, compra, compra...

Pero resulta que, en la vida real, acertar el precio mínimo de una acción es casi un imposible. Los que crean que no es así, por favor que revisen su historial de operaciones y vean en cuántas de ellas consiguieron comprar en el mínimo del precio. Una o ninguna.



3) Por eso, lo que suele pasar es esto otro:



Pero hete aquí que, tras comprar, esto no solo no sube sino que baja más. Parece ser que el mercado todavía no ha descubierto esta la maravillosa oportunidad. 

Vaya, acabo de comprar y ya estoy perdiendo dinero. Este no era el plan, pero no hay problema. Lo que suelen hacer los inversores entonces es...comprar mas, para así bajar el "valor medio" de compra de sus acciones y sentarse a esperar con el dinero atrapado y en pérdidas. 

Luego van a twitter a poner que buena compra han hecho y que valor medio tan bueno han conseguido. ¿Qué están en pérdidas? No importa, porque ellos son inversores de largo plazo y la oportunidad es tan buena que seguro que terminan ganando. A esperar y a rezar.



4) En realidad, al mejor escenario realista al que aspiran los que compran acciones que están bajando, es a que termine pasando esto:



Por supuesto, esto no es lo que ellos desean que pase. Por mucho que digan que ellos son inversores de largo plazo, todos querrían que su acción comenzara a subir al día siguiente de haberla comprado.

Y como digo, este es el escenario mas favorable, porque hay uno peor, que también ocurre, que es que la acción nunca más vuelva a subir y terminen vendiendo años después con pérdidas.




EJEMPLO REAL: BABA

Por poner un ejemplo de lo que digo, vamos a ver lo que ha ido pasando con la acción de moda entre los compra-bajistas-value: BABA


BABA subió hasta 319$ y a partir de ahí se pudo a bajar y, cuando llegó a 240$ empezó la fiebre compradora. 

Medio twitter-value empezó a comprarla a saco y a publicarlo. 

Que si la Amazon china, que si Charlie Munger, que si bestial potencial alcista, que si noseque de dominio de cadenas de suministro y de moat, que si tal y que si cual. 

Todos comprando y auto convenciéndose unos a otros de que era un chollazo.





Claro que al poco tiempo la acción bajó a 220$ y ya estaban todos los que la habían comprado perdiendo dinero. 

No pasa nada chavales estamos aquí para el largo plazo. Compramos un poquito mas y bajamos el precio de compra medio y tan felices.

Mas aplausos.


Un dia, la acción subió un poco, hasta 230 y empezaron las felicitaciones entre los dichosos poseedores de BABA, enhorabuenas por aquí, plas, plas por allá. 

En fin, que aquello subió un 5% y aquello parecía que llevaran Tesla a 3$. 

Claro que, a los pocos días todo volvía a la normalidad bajista y la acción se despeñaba hasta 200$, lo que se convirtió en, puedes adivinarlo... otra magnifica oportunidad para comprar más y bajar el precio medio de compra...para aquellos a los que les quedara dinero para hacerlo. ¿Qué podía salir mal?

Total, que el que mas y el que menos, después de creerse que hacer martingalas en acciones que bajan era una buena idea, tenía compradas BABAs a un precio medio entre 240$ y 200$ con la acción por debajo de 200$.


El problema es que la buena de BABA sigue bajista, así que ha seguido bajando hasta los 179$ y aunque se ha recuperado un poco, ayer cerró a 191$.

Es bastante razonable suponer que la gran mayoría de inversores que han ido comprando BABA en la bajada, están ahora mismo en pérdidas.

Y lo peor no es solo que estén en pérdidas, sino que, cuando compraron, no sabían cuánto riesgo tendrían que asumir en la operación. Es más, siguen sin saber cuánto riesgo deben asumir.

Baste decir que los que compraron a 240, van perdiendo ahora mismo un 20% pero han ido perdiendo hasta un 25% y no hay manera de saber si esta es la bajada máxima que deben soportar o si el precio continuará cayendo y tendrán que asumir un porcentaje de bajada aún mayor en el valor de su inversión.


Y, como digo, siempre rezando para que BABA se recupere y vuelva a subir, porque aunque muchos no lo crean, hay empresas que después de bajar, nunca se recuperan (Ya se que no es el caso de BABA porque BABA es la Amazon china y Charlie Munger y el potencial alcista y la cadena de suministro y...).




PROPUESTAS ALTERNATIVAS

Como he dicho antes, yo no compro acciones que estén bajando porque la mayoría de las veces, suele pasar lo que ha pasado en BABA, pero supongamos que me creo el cuento ese de que una acción que está bajando está muy barata, que es una oportunidad única porque la empresa tiene un futuro impresionante y porque sus números son una pasada, etc... y que tengo que comprarla.


Opción 1

Lo que yo haría entonces es lo siguiente: esperaría.

¿A qué?

A qué el precio terminara de bajar, cambiara la tendencia y volviera a subir.

¿Que cómo iba a saber cuando ha cambiado la tendencia?

Pues hombre, ¿qué tal tirar de los clásicos?




  • Cuándo el precio rompa al alza la línea de tendencia bajista (en azul discontinuo) en lugar de estar bajo ella
  • Cuándo el precio supere al alza la media de 200 días (en rojo) en lugar de estar bajo ella
  • Cuándo el precio comience a hacer máximos y mínimos crecientes en lugar de estar haciéndolos decrecientes.

En fin, nada sofisticado, solo los básicos.


Ya vemos que actualmente no se cumple nada de eso, todo lo contrario. Es que no hay duda. Buscas "tendencia bajista" en wikipedia y te sale la gráfica actual de BABA.


Que no te gusta esto de pintar rayas y que no crees en el análisis técnico porque tu has estudiado económicas y eres un analista fundamental que te crees los números que publican las empresas y además tienes una calculadora financiera HP y sabes hacer tablas dinámicas en excel donde has calculado que el precio actual de BABA es la pera limonera y que tienes que comprarlo digan lo que digan los rayajos esos que ponen los pintamonas como yo que no tenemos ni puta idea de los magníficos ratios de caja que tiene BABA, o quizás trabajas en un banco de inversión serio donde a ver como le explicas a tu jefe que no compras lo que dice el supermodelo de valoración que manejáis porque el precio está por debajo de nosequé línea roja bajista que dice un tío en su blog, pues entonces te propongo otra alternativa.



Opción 2

En este caso lo que podrías hacer es: Apunta el precio actual este que todo el mundo dice que es tan bueno en un papel y, en lugar de comprar... espera.

¿A qué?

A que siga bajando, baje más, deje de bajar, se dé la vuelta, empiece a subir y vuelva a cotizar a ese magnífico precio que tienes apuntado. O sea, a que haga lo que aparece en el siguiente gráfico:


En lugar de comprar aquí



Yo esperaría y compraría aquí



Es decir, que lo que yo haría es comprar en el punto B en lugar de en el A.



Tanto si empleas la opción 1 como si eliges la opción 2 que he recomendado, no vas a obtener mas que ventajas.


La primera ventaja es que evitarás que te pase esto



Es decir, tu dinero no se encontrará atrapado en una inversión en la que pierdes dinero y en la que no sabes ni cuánto tiempo ni cuánta bajada tienes que aguantar y en la que tampoco sabes siquiera si algún día subirá y recuperarás lo invertido.


La segunda ventaja es que tendrás tu dinero atrapado en esa inversión menos tiempo.





Comprando en B en vez de en A, habrás evitado tener tu dinero atrapado el tiempo T y habrás podido usarlo para sacarle rentabilidad en otra inversión, en lugar de tenerlo hundido sin retorno durante ese tiempo.


Con ello además obtendrás otra ventaja que es que comprando en B en lugar de en A, conseguirás mayor rentabilidad anualizada de tu inversión, ya que obtendrás la misma rentabilidad final pero en menor tiempo.



La rentabilidad porcentual B% es mayor que la rentabilidad porcentual A%



Y, por último, la mayor ventaja de todas de comprar como aconsejo



Entrando en B en lugar de en A, tendrás un precio de salida conocido en el cual vender y salirte de tu inversión si las cosas no fueran a tu favor y el precio volviera a caer, el precio C.

Yo compraría en B, pero al hacerlo sabría cuál es el riesgo máximo que estoy asumiendo (B-C), al contrario de los que compran en A, que no saben cuánto riesgo asumen y cuánta bajada tendrán que aguantar antes de ver beneficios (si es que los ven).



En resumen, que yo creo que en las dos opciones que propongo, todo son ventajas, frente a la opción popular de comprar una acción que está bajando y que como dice el gran Kilybambino en twitter: "Acordaos de que aquí venimos a ganar dinero y no a tener razón, que para eso ya están los Value"

Pero vamos, que cada uno haga lo que quiera con su dinero que para eso somos todos mayorcitos.





Como digo siempre: "El ultimo duro que lo gane otro. Y el primero, también".



domingo, 7 de marzo de 2021

Inversión Semipasiva. Tres años después


Cómo pasa el tiempo.

Parece que fue ayer cuando publiqué mi libro Inversión Semipasiva, y ya han pasado mas de tres años.

Desde entonces los mercados han subido y han bajado, dejando a su paso ganadores y perdedores. Como hacen siempre.


En fin, que como ya hace bastante tiempo que publiqué el libro, vamos a revisar que tal ha crecido mi bebé y cómo ha rendido mi sistema desde entonces, a ver si ha resistido la prueba del mercado real y funcionado cómo esperábamos o si no ha sido capaz de hacerlo.




Rendimiento Histórico

Lo primero que vamos a ver es el rendimiento histórico de mi sistema de Inversión Semipasiva.

Para los que no tengáis el libro, a continuación podéis ver cómo se comportó mi sistema desde Diciembre 1993 hasta Diciembre 2017 (El libro lo publiqué en Octubre 2017).




En la gráfica podéis ver la línea de Equity del sistema y su curva de regresión exponencial.

¿Por qué uso una curva de regresión “exponencial”? Porque la ecuación que describe el crecimiento compuesto según un interés constante es una exponencial, tal y cómo ya expliqué en el libro y en mi post anterior El mejor sistema para vivir de la Bolsa


Recomiendo que leáis ese post antes de seguir adelante con este, porque así entenderéis todo mucho mejor.




Y aquí podéis ver esa curva de regresión exponencial en escala logarítmica, que es la mejor manera de medir la verdadera rentabilidad de un sistema, su verdadero CAGR, su tendencia real.




Y calculando su rentabilidad compuesta media anual a lo largo de los años obtenemos un 11,12%.

Esa es la rentabilidad histórica de mi sistema de Inversión Semipasiva.


Vamos a ver ahora como se ha comportado mi sistema en estos tres últimos años, desde que lo hice público en el libro.



Periodo 2018 - Actualidad




Pues aquí tenemos la gráfica de la línea de Equity de nuestro sistema desde Enero 2018 hasta ahora mismo, Marzo 2021, e igual que antes, también dibujamos su curva de regresión exponencial.
Como vemos, ha sufrido unos buenos meneos, especialmente la caída de marzo de 2020.

En la gráfica siguiente dibujamos, en escala logarítmica, esta curva de regresión exponencial del sistema operado durante los últimos tres años (verde) y la comparamos con la curva de regresión histórica del sistema (gris).




Y podemos ver que la recta verde correspondiente al CAGR (rentabilidad compuesta media anual) de estos tres años tiene más inclinación que la recta gris correspondiente a la rentabilidad histórica del sistema. Lo que significa que nuestro sistema durante estos tres últimos años ha rendido un poco más de la rentabilidad histórica que esperábamos.




En concreto, la rentabilidad media que hemos conseguido desde el 2018 es del 12,24% frente al 11,12% que esperábamos.

Por tanto, comprobamos que nuestro sistema sigue intacto, funcionando como un reloj, tal y como esperábamos.

Mi bebé va creciendo bien y está en plena forma.



Mi cartera 

Acabamos de ver cuánto habría obtenido alguien que hubiera leído el libro cuando salió, hubiera hecho una inversión en Diciembre del 2017 y la hubiera mantenido hasta hoy.

Pero, ¿cómo se habría comportado el sistema si, en lugar de hace una sola aportación en Dic 2017, alguien hubiera ido haciendo aportaciones a lo largo de estos tres años.

Bueno, pues justo eso es lo que he ido haciendo yo desde que publiqué el libro. Abrí una cartera e ido haciendo diversas aportaciones a lo largo de estos años. Así que, vamos a ver qué tal ha ido.

Ya sé que según dicen por ahí los gurús de esto de las inversiones lo que hay que hacer es ir invirtiendo todos los meses la misma cantidad de dinero, pero yo no lo hago así.

Lo que yo hago es ir invirtiendo dinero cuando tengo disponible y no invertir cuando no tengo. No es muy ortodoxo, pero es que esto es la vida real y no un excel.


Y aquí tenemos mi cartera SemiPasiva.




Se ve que no me ha ido nada mal. A lo largo de los tres años he ido invirtiendo unos 250.000€ en total y he conseguido unos beneficios de 44.000€.



Las comparaciones son odiosas

Tanto en mi libro como en mi pasado post Inversión Pasiva, Value o Semipasiva, comparaba mi sistema con otras famosísimas maneras de invertir, como son la Inversión Value y la Inversión Pasiva. 

Para ello escogía la acción de Berskshire, gestionada por el gran Warren Buffet, y la Cartera Permanente como benchmarks para compararme con ellos y demostraba como mi sistema semipasivo batía a ambos. Mis chicos favoritos.


Vamos a comprobar que ha pasado estos tres últimos años.




Inversión única 

Haciendo una única inversión en cada uno de los sistemas (Inversión Semipasiva, Berskshire, Cartera Permanente) en Dic 2017 y manteniéndola hasta hoy, tendríamos lo siguiente:





En la cartera SemiPasiva habríamos obtenido un 43,7% de rentabilidad total acumulada y habríamos sufrido por el camino una pérdida máxima del 18%, coincidiendo con la bajada del mercado en Marzo del 2020.




En nuestra inversión Value gestionada por Mr. Buffet llevaríamos una rentabilidad acumulada del 28% y habríamos sufrido una pérdida máxima del 19,5%.






Y en nuestra inversión Pasiva en la Cartera Permanente llevaríamos un 18% de rentabilidad total acumulada y habríamos sufrido una pérdida máxima del 17%.


Bueno, pues se ve claramente que mi querida Inversión Semipasiva sigue batiendo de calle a estos dos tipos de inversión, un 44% de rentabilidad frente a un 28% y a un 18% para unas pérdidas máximas similares (-18% frente a -19,5% y -17%)




Cartera con aportaciones

Y si, en lugar de haber hecho las aportaciones reales que he hecho a mi sistema durante estos tres años, las hubiera hecho a la Cartera Permanente o hubiera ido comprando acciones de Berskshire, ¿cómo me habría ido?¿Habrían rendido mas o menos que mi sistema?

Pues vamos a verlo.


Si hubiera ido comprando acciones de Berkshire en las mismas fechas y de por las mismas cantidades que lo hice en mi cartera real, habría obtenido lo siguiente:



Tendría ahora unos beneficios de solo 39.000€ en lugar de los 44.000€ que tengo con mi sistema.


Y si hubiera hecho las aportaciones a la Cartera Permanente, lo que tendría es:




Unos beneficios de 38.000€ en lugar de los 44.000€ que tengo.



Conclusión

Mi pequeña bestia de Inversión Semipasiva batía a la Inversión Value y a la Inversión Pasiva en los backtests históricos y también las bate en la vida real.




Como decía el gran Julio Iglesias, "la vida sigue igual".